· 12 Jun 2019 ·

El Museo Nacional del Petróleo, historia viva del descubrimiento

0 Comentarios

Decir «petróleo» en Argentina es nombrar la ciudad de Comodoro Rivadavia y recordar el nacimiento de este valioso recurso hace más de cien años. El Museo Nacional del Petróleo es una muestra fehaciente de este importante descubrimiento.

Al acercarnos al establecimiento, en su parte externa observamos maquinarias y equipos de explotación petrolera utilizados en distintas épocas. Como para ir adentrándonos en las nociones básicas de sus orígenes, encontramos el perforador original Fauck Express, el que hizo aparecer el primer chorro de petróleo crudo.

Al ingresar al edificio, fuimos recibidos por un guía, quien nos acompañó en el recorrido y nos interiorizó en las particularidades del museo. Fue así que logramos entender cómo se forma el petróleo en las entrañas de la tierra y cuáles han sido los métodos por los cuales se realizaron las extracciones a lo largo del tiempo.

En la sala histórica nos sorprendió saber que el descubrimiento del petróleo en esta zona fue casual, en realidad se buscaba agua. Allí se nombra a quienes fueron los encargados de impulsar la explotación y diagramar las cuencas petrolíferas. Una serie de maquetas de las distintas destilerías nacionales acompañan una colección de surtidores antiguos, un auto Ford T, trajes ignífugos y documentación de la época. El guía destacó la importancia de esta exposición de elementos originales, que es una de las más grandes del mundo, a la par de otras en Estados Unidos y Rusia.

La creación del museo se le atribuye a Yacimientos Petrolíferos Fiscales en el año 1987 y años más tarde se realizó el traspaso a la Universidad de la Patagonia. En homenaje al momento del hallazgo en el año 1907, se declaró el 13 de diciembre como Día Nacional del Petróleo en Argentina.

Tomamos conciencia entonces de la magnitud de esta obra grandiosa que ha dado luz verde a infinidad de industrias y mejora las condiciones de vida de los ciudadanos a partir de la energía que provee. No olvidaremos los nombres de José Figueroa Alcorta, el general Enrique Mosconi, los ingenieros Julio Krause y José Fuchs y Humberto Beschier, para nombrar solo algunos de los personajes que impulsaron la industria. Solo hay que pensar en lo precarios que eran los medios de transporte y comunicación en el pasado para darle verdadera importancia al “oro negro”, como suele llamarse al petróleo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *